Tálamo

Hasta finales del siglo XIX la innovación no era bien percibida, quienes tomaban el riesgo podían ser acusados de provocar desorden e inestabilidad en la sociedad, sin embargo, a partir de los años 60 existe una serie de sucesos que provocaron un acelerado proceso de cambio, productos innovadores como la Pc, el Gps, el microondas, el celular, entre otros., quienes mostraron al mundo la verdad sobre innovar.

Potencia tu estrategia con la innovación

Hasta finales del siglo XIX la innovación no era bien percibida, quienes tomaban el riesgo podían ser acusados de provocar desorden e inestabilidad en la sociedad, sin embargo, a partir de los años 60 existe una serie de sucesos que provocaron un acelerado proceso de cambio, productos innovadores como la Pc, el Gps, el microondas, el celular, entre otros., quienes mostraron al mundo la verdad sobre innovar.

En este artículo quiero empezar por rescatar el significado de INNOVACIÓN; para el economista Theodore Levitt  entiende “creatividad es pensar en nuevas ideas, innovación es hacer cosas nuevas”; el Manual de Oslo, de referencia de la OCDE (1997) para la medición de las Actividades Científicas y Tecnológicas, entiende como innovación “La concepción e implantación de cambios significativos en el producto, el proceso, el marketing o la organización de la empresa con el propósito de mejorar resultados”.  Otro significado, es su origen del latín “innovativo –onis” que a su vez se deriva del término “innovo –are” hacer nuevo, “renovar” que se forma con in- “hacia adentro” y novus “nuevo”.  

¿Qué es lo que conecta a todas las definiciones de innovación? La bibliografía revisada rescata el verbo “hacer” y su origen en latín define “desde adentro”.  Entonces, quienes deciden asumir el reto de innovar asumen una gran responsabilidad pues los resultados no son inmediatos, es una evolución interior permanente de observar las necesidades, establecer prioridades, optimizar procesos, medir resultados y trabajar, prueba tras prueba. 

La experiencia como agencia de asesoría en marketing y gestión comercial  nos ha permitido  ver de cerca en varias áreas la necesidad de armar equipos multidisciplinarios para establecer una conexión real y funcional, tomar la información e investigar, el uso de la multicanalidad, definir o mejorar procesos para habilitar plataformas o sistemas, conectar las áreas de las empresas, ventas con bodega, bodega con contabilidad, pedidos con producción, marketing con ventas, sistemas con gerencia, entre otros.

Al visitar una empresa y ver que aún trabajan con hojas de Excel para el manejo de grandes bases de datos, el seguimiento de ventas hacerlo a mano intercambiando un archivo, pedidos que requieren una orden física, inventario que no se actualiza en línea o que para hacer un pedido deben verificar de forma manual colores y tallas, nos sorprende.   Hoy tenemos el gran llamado que nos hace el mundo luego de una pandemia que ha obligado a disponer de la información en tiempo real desde cualquier parte el mundo,  aún las más reacias al cambio, tuvieron que adaptarse y comprender  que la innovación no está ligada sólo a la tecnología, en una simple reflexión de costo vs beneficio se puso poner al descubierto las bondades de abrir el espectro conceptual de innovación, entonces las primeras métricas de optimización de tiempo, personal e insumos traducidos en disminución de costos, mejoramiento de servicios y lo que es más dar un respiro a la empresa con los procesos que realmente generan valor, crecimiento y lo más importante rentabilidad.

Ahora, ¿quién asume el costo de todo este trabajo? Lastimosamente, en especial en nuestro país, no existe el presupuesto necesario para mantener este tipo de procesos, inclusive la academia ha tenido dificultades para implementarlos de forma permanente.  Por tanto ¿por dónde empezamos?  Lo resumiré con 4 preguntas importantes que en un artículo próximo las responderé y abordaré a profundidad:

  1. ¿Tienes procesos reales y formales en tu empresa?
  2. ¿Qué información válida generas para poder medir los resultados?
  3. ¿Haz analizado el mercado?
  4. ¿Qué procesos podrías mejorar / eliminar / implementar en tu empresa?  

Al responder estas preguntas te darás cuenta que la sistematización significa un progreso muy importante para tu empresa, el mejoramiento debe ser una filosofía de trabajo y no una emergencia cuando las cosas están saliendo mal, esto aplica al negocio pequeño, a una pyme, a las medianas y hasta a las grandes empresas, simplemente es un tema a escala.    

Establece potenciales soluciones, cotízalas, define medidores que te permitan garantizar que justifiquen el valor que aportan y que sean sostenibles en el tiempo, debes tener claridad del crecimiento económico con valores porcentuales y ligados a períodos de tiempo.  Un problema o una crisis es una oportunidad para mejorar e implementar una filosofía de innovación permanente, decídete a afrontar con liderazgo y determinación.

ANITA LUNA, GERENTE TÁLAMO

Abrir chat